Curso Taller INTEGRACIÓN POWER BI + PRIMAVERA P6 (XER)
Internacional

Chile: Marianne Küpfer gana “Premio Ingeniero del Año” de la AICE

Lee también: Loreto: Petroperú ejecutará 12 proyectos de saneamiento mediante obras por impuestos

Con más de 27 años de trayectoria como ingeniera civil estructural y 15 años como revisora de proyectos estructurales, Marianne Küpfer, se ha convertido en la primera mujer en recibir el premio Ingeniero del Año, otorgado por la Asociación de Ingenieros Civiles Estructurales (AICE), de Chile.

Küpfer ha desarrollado más de 1 millón de m2 en distintas obras, tales como la Torre Centenario, Edificio Corporativo Corp Group, Edificio Territoria 3000, Complejo Costanera Center, Edificio Beauchef, Centro Cívico y Teatro Municipal de Las Condes, además de otras obras de alta complejidad de diseño.

“Siempre me he dedicado a hacer mi trabajo lo mejor posible, apoyando donde se me necesitara, aprendiendo de los que saben más que yo y enseñando a los que están partiendo en esta profesión”, dice Küpfer, quien destaca el profesionalismo de los ingenieros estructurales en Chile, que ponen por delante la calidad del trabajo, por sobre consideraciones económicas o de otra índole.

Según la “Ingeniero del Año” de AICE, la ingeniería avanza de la mano de las necesidades de la sociedad y de los adelantos tecnológicos, por lo que es una disciplina en constante movimiento. En este ámbito, su mirada apunta a mejorar la productividad en el rubro de la construcción, la cual ha estado bajo la media nacional en la última década. “Aportar desde la ingeniería estructural a esta cadena productiva, implica hacer cambios tanto en la gestión de los proyectos como en las soluciones estructurales que se adoptan. Se hace necesaria una gestión que contemple fases preliminares de desarrollo más extensas y colaborativas, en las cuales se puedan evaluar alternativas, procesos constructivos industrializados, estimar costos en etapas tempranas, entre otros”, argumenta.

Mirada al futuro

Además, en un escenario particularmente complejo, debido a las restricciones que nos ha impuesto la pandemia, Marianne Küpfer invita a sus pares a implementar soluciones de diseño que sean compatibles con procesos constructivos más eficientes, que integren el uso de materiales sostenibles y que permitan flexibilidad del producto comercializable, de modo que este se pueda adaptar a distintas necesidades.

Otro de los desafíos para la ingeniería, según la profesional, es avanzar en el control de daños. “Como se ha mencionado mucho tras el terremoto de 2010, ya no basta que las edificaciones no colapsen frente a un terremoto severo, se requiere que estas no queden inutilizadas. Dependiendo de su uso, se esperarán distintos niveles de comportamiento, los cuales deben enfocarse en el impacto social y económico que puedan conllevar. Ya hay grandes avances en esta línea a nivel mundial y, poco a poco se han ido introduciendo en nuestro país”, señala.

En este sentido, Küpfer insiste en la obligatoriedad de incorporar sistemas de aislación sísmica en infraestructura hospitalaria y otros proyectos estratégicos. Además, propone impulsar el diseño por desempeño en la normativa nacional y aprovechar la oportunidad de monitorear las estructuras para conocer su comportamiento en tiempo real. “Vemos la posibilidad de ofrecer nuevos servicios que permitan evaluar vulnerabilidad o estimación de la pérdida máxima probable. Todas estas líneas de acción buscan hacer diseños que permitan predecir con mayor certeza el nivel de daños esperado en una estructura, frente a sismos de diversa intensidad, proteger los contenidos manteniendo la operatividad y estimar los costos de inversión versus costos de reparación”, detalla.

Finalmente, la ingeniera de la Universidad de Chile apuesta por la incorporación de inteligencia artificial. “Ya existen investigadores que están trabajando en minería de datos. La tecnología está permitiendo extraer información de bases de datos de proyectos existentes, buscando patrones que permitan, por ejemplo, proponer soluciones conceptuales eficientes, optimizar el consumo de materiales, clasificar niveles de riesgo y tantos otros usos que pueden darse a estos grandes volúmenes de datos, que se han ido generando a lo largo de los años en las oficinas de cálculo”, concluye.

Fuente: Construcción Latinoamericana

Vistas: 1129
Opinar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Most Popular

Teléfonos: (+511) 346-4061| (+511) 346-4102 | (+511) 346-4117
info@costosperu.com

Nuestra Historia

Nacimos en el año 1994 para entregar a los profesionales de la construcción los mejores servicios de información y capacitación del medio.

Enfocados siempre en la innovación, la productividad y la competitividad, desarrollamos productos que les permitan mejorar sus competencias a nivel de excelencia.

Suscríbete a nuestro boletín

Copyright © 2017 Costos Perú | Costos SAC es una empresa del Grupo S10

To Top