LAST PLANNER SYSTEM
Artículo técnico

Mampostería, el sistema constructivo que sigue evolucionando

La mampostería, en la actualidad, sigue siendo una solución muy presente, sobre todo, en el sistema tradicional de construcción. Entre las alternativas tenemos los ladrillos cerámicos, los bloques de concreto o las placas sílico calcáreas, por citar algunos ejemplos. Según los especialistas, por lo general, el uso de los ladrillos está más relacionado con la autoconstrucción que con proyectos de mayor magnitud.

Según Rodolfo Jordán, gerente central de ingeniería de la empresa Pacasmayo, “el ladrillo cumple con una función clave en las viviendas de autoconstrucción que representan el 70 % de la construcción de nuestro país. En ese tipo de viviendas el ladrillo forma parte de la estructura de la vivienda otorgando resistencia y durabilidad a la edificación.”

Existen ladrillos de diferentes materiales, pero los más usados son los cerámicos, los cuales se obtienen mediante la mezcla adecuada entre arcilla y agua. Luego, pasan a ser moldeados, secados y cocidos a altas temperaturas de una pasta arcillosa. Sin embargo, Nilo Mendoza, ingeniero de la empresa Ladrillos Fortes, señala que “el 90% de ladrillos cerámicos proviene de la ilegalidad, y ese es un grave problema.”

Lo mismo señala el ingeniero Miguel Atauje, jefe de calidad del área de bloques Unicon, quien indica que “la albañilería de ladrillos cerámicos se ha mantenido en la informalidad tanto de calidad como de aportes tributarios, mientras que otros materiales como el concreto tienen que competir formalmente contra estos.”

Pero esta problemática, no solo es un reto para el Gobierno, sino también para las empresas formales, agrega Mendoza. “Es muy fácil delegarlo todo hacia el Estado, pero en realidad, los privados somos los que tenemos que empujar esto. Mientras más empresas formales crezcan, se va reemplazando esta informalidad, no solo por un tema de legislación, sino por un tema de innovación y eficiencia”, sostiene el experimentado ingeniero.

Esto quiere decir que, al disminuir la informalidad en cuanto a la producción de ladrillos, se genera una mejor oferta de valor al cliente. Con la formalidad del mercado de este producto se puede tener control sobre ciertos criterios muy importantes que permiten una construcción adecuada que cumpla con los estándares normativos y que no tenga un impacto negativo sobre el medioambiente.

“Tras la formalidad, uno puede saber de dónde vienen las materias primas (con las que se fabrican los ladrillos). Sabes cómo se está realizando el proceso productivo; sabes que está teniendo un control medioambiental, y los proveedores también están siendo controlados. Entonces, solo a una empresa formal se le puede aplicar una certificación que sea válida, porque tiene toda una cadena de suministros controlada. Y con esto se puede empujar la innovación”, manifiesta Mendoza.

Por su parte, el ingeniero Alejandro Garland, gerente general de Compañía Minera Luren, sostiene que el problema de la informalidad es algo en lo que se debe trabajar, pero no es la única preocupación, pues señala que hay ladrilleras de arcilla formales que cumplen con el tema de la calidad del ladrillo en casi todos los requisitos, a excepción de un punto muy importante que es referente al 30% de vacío en el producto.

“La norma te manda y te indica máximo 30 % de vacío en la zona costera, que es la zona sísmica más importante del país y las ladrilleras formales están vendiendo, a pesar de que tiene productos con 30 % de vacíos, ladrillos que tienen 4 5%, 50 % de vacíos en los retails y la gente lo está comprando, pensando que estos son los ladrillos que necesitan para hacer los muros estructurales. Esta norma no se está cumpliendo y es algo que hay que corregir”, indica Garland.

Siguiendo esa línea, Jordán sostiene que aquel producto que no cumpla con las características exigidas por la norma técnica peruana, “no debería ser ni considerado un ladrillo. En esta norma se ve la resistencia, variación dimensional y una serie de factores. Yo no estoy seguro que la mayoría de los ladrillos formales cumplen perfectamente con la norma”.

Además, el ingeniero de la compañía Pacasmayo, resalta que la relación entre la fabricación del ladrillo de arcilla y el medioambiente “es uno de los grandes problemas” que tiene este producto, porque explota canteras de arcilla y hace uso, en muchos casos, del petróleo para cocinar el ladrillo. Es por ello que la arcilla ─agrega Jordán─ “en otros países ya no se puede usar como insumo para fabricar ladrillos porque es contraproducente.”

No obstante, una de las empresas de ladrillos cerámicos que sí cumplen con las normas técnicas debidas es Ladrillos Fortes. Esta compañía usa el gas natural en la fabricación de los ladrillos y cumple con todos los requisitos normativos. Además, constantemente ha buscado innovar.

Mendoza señala que fueron los primeros en traer los hornos Hoffman, los cuales permitieron mejorar todos los procesos productivos. Asimismo, hace 10 años, señala el ingeniero, introdujeron al Perú, el uso de la biomasa, la cual favorece mucho al medioambiente y reemplaza por completo el uso de llantas, guano y demás insumos contaminantes.

“Algo que tenemos que reconocer del cerámico, es que el cerámico es uno de los siete productos más ecológicos de fabricación de casas o viviendas en el mundo. La huella de carbono de un cerámico es 5 veces menos que cualquier otro producto de construcción. Lo que falta es entonces agregar a ese cerámico un diseño que permita una rapidez y facilidad de construcción”, comenta el especialista.

Función de confort térmico

El ladrillo cerámico o de arcilla es tan eficiente y funcional como cualquier otra alternativa, siempre y cuando cumpla con la norma de calidad exigida. Aunque, es muy importante, a decir de Garland, que, en el caso de función estructural, el ladrillo tenga un vacío del 30% de su área, pues de lo contrario, queda la posibilidad de que se presenten vulnerabilidades. Y esto sucede cuando se utiliza un tipo de ladrillo para un uso que no le compete.

Al respecto, el representante de Compañía Minera Luren advierte que se está usando el ladrillo pandereta para muros portantes cuando en realidad está hecho para tabiquería. “Eso es criminal; eso les agrega una altísima vulnerabilidad a nuestras edificaciones”, comenta. Es decir, lo adecuado sería usar el pandereta para dividir ambientes, pues no será muro de soporte de la estructura.

Entonces, si se hace uso adecuado del ladrillo esté será eficiente en sus funciones. En este sentido, Garland indica que todos los ladrillos, ya sean de arcilla, de concreto o sílico calcáreos cumplen con las funciones de confort térmico, muro cortafuegos y aislador acústico.

Precisamente, una de las tendencias de la edificación actual está relacionada a la envolvente del edificio, el cual permite confort térmico hacia el interior del inmueble de tal manera que ni el calor ni el frío se filtren fácilmente. Entonces, esto también podría generar ahorro energético, pues ya no será necesario ventilar o enfriar el interior en verano ni calentarlo en invierno.

Garland resalta que el criterio de aislamiento térmico está siendo tomado en cuenta por los municipios en Lima y por el mismo Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, aunque por el momento no es un punto de obligatoriedad.

“No solamente algunos municipios sino el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, en la segunda fase del bono verde, ya está incluyendo el tema de aislamiento térmico como premio para puntuar a las inmobiliarias para poder acceder al bono verde. Este tema pronto será obligatorio porque tenemos un compromiso de que en el 2030 debemos cumplir con todos los temas medioambientales y de ahorro energético”, explica Garland.

Asimismo, Garland insiste en que no se puede recomendar ningún tipo de ladrillo para lograr una función de aislamiento térmico si no ha sido ensayado, peor aún en un territorio como Perú en el que se presentan variaciones climáticas a lo largo de toda su extensión.

“En el país hay hasta nueve zonas bioclimáticas; entonces, en cada una de estas hay diferentes valores de transmitancia térmica que hay que cumplir, porque en las zonas más frías o más calurosas el valor de transmitancia térmica del muro tiene que ser menor para que aisle más. En zonas más templadas, donde no hay extremo de frío o calor, uno puede tener un valor de transmitancia mayor en los muros, porque no habrá tanta variación. Entonces todo tiene que ser ensayado en laboratorios debidamente acreditados; laboratorios miembros del ILAC”, puntualiza Garland.

Función Cortafuego

Una de las propiedades más significativas del ladrillo cerámico es que resiste altas temperaturas. Esto debido a que son cocidos a temperaturas que bordean los 960 grados, lo cual los dota de la capacidad de soportar hasta 1200 grados centígrados. Además, si los ladrillos no están hechos con insumos contaminantes como el petróleo, no emitirán gases ni humos en contacto con el fuego. Esto lo convierte en una barrera protectora ante incendios.

El problema recae, a decir de Garland, en que no hay laboratorios en el Perú para hacer ensayos cortafuegos. “Nuestra empresa ha tenido que llevar los ladrillos hasta Chile para hacer los ensayos cortafuego. Yo entiendo que hasta ahora ni una empresa ladrillera de arcilla ha hecho esos ensayos”, señala.

Aislamiento acústico

De igual manera, los ladrillos son buenos aisladores acústicos, evitando en gran porcentaje que el ruido pase de un ambiente a otro. La densidad que posee este material le ayuda a evitar que el sonido no lo atraviese, pues cuanto más denso es el material, más difícil será que la onda acústica lo traspase.

Usos

Existen diversos tipos de ladrillos con medidas diversas, pues las dimensiones de este material dependerán mucho del lugar donde van a ser colocados, sea en muros portantes, techos, tabiquería o en muros que tienen una finalidad decorativa.

Para muros portantes

El muro portante es aquel que soporta el peso estructural de la edificación, la carga de los techos y resiste la fuerza de los sismos. Es por ello, que estos ladrillos deben ser de muy buena calidad y deben cumplir con lo estipulado en la Norma Técnica E-030 de Diseño Sismo resistente, la cual indica que, para zonas sísmicas en costa y sierra, el vacío de este material no debe superar el 30% del área. De lo contrario, la edificación quedaría muy vulnerable ante un movimiento telúrico de considerable magnitud.

Al respecto, Garland indica que en esta situación “el ladrillo se vuelve más crítico, porque esos muros ya no van a ser solamente divisorios, térmicos o acústicos, sino que van a cumplir una función adicional importante que es trasladar las cargas verticales y también dar soporte sísmico a las estructuras.”

Para muros portantes existen cinco tipos de ladrillos. Esta tipología obedece principalmente al criterio de resistencia a la compresión que tienen. Estos ladrillos son conocidos como King Kong que, aunque pueden ser artesanales e industriales, se recomienda elegir estos últimos –sobre todo el de tipo IV o de tipo V−, pues estos son los que tienen mayor resistencia y presentan uniformidad en sus dimensiones.

Para tabiquería

Los tabiques son los muros cuya función no es ser soporte estructural sino cumple una finalidad divisoria, es decir, su rol principal es dividir o separar ambientes. En ese sentido, no hay peligro alguno en el edificio si se elimina uno de estos muros.

Garland indica que la funciones que cumplen los muros de tabiquería son esencialmente cuatro: soportarse a sí mismos o estar bien sujetos a la estructura para no derrumbarse frente a un sismo, cumplir con la barrera cortafuego, ser aislador acústico y brindar confort térmico.

El ladrillo más usado para tabiquerías es el pandereta, que puede ser liso o con rayas. Su peso es muy liviano y es mucho más económico que el ladrillo King Kong; es por ello que es muy demandado, principalmente, en la autoconstrucción. Los especialistas, recomiendan que, por ningún motivo se debe usar este ladrillo para levantar muros portantes, pues dejaría a la estructura totalmente frágil. Además, señalan que, de ser usado, es necesario verificar que cumpla con la norma del 30% de vacío.

Para techos

El ladrillo usado para techos, generalmente, mide 30 cm de ancho por 30 cm de largo, pero la altura variará dependiendo de la longitud libre de los techos. El de hueco 8 tiene 8 cm de altura, el 12 tiene 12 cm de altura, y así respectivamente.

El ladrillo usado en techo no debe presentar ni una coloración muy clara ni muy oscura, pues esto indicaría que está muy crudo o muy cocido, respectivamente; lo cual es señal de que se trata de un ladrillo de baja resistencia.

Para acabados decorativos

Hay muros internos o externos que son construidos con la finalidad de ser acabados arquitectónicos. En este caso, el ladrillo más empleado es el caravista, en el cual no es necesario aplicar tarrajeo, ya que es liso. Aunque, si se trata de un acabado en techo, el recomendado es el ladrillo pastelero, pues también sirve de protección y cobertura.

Soluciones

En la construcción no solo se usan los ladrillos cerámicos, pues también hay otras soluciones que cubren básicamente las mismas funciones. La principal diferencia está en los insumos que se usan para su fabricación.

Bloques y ladrillos de concreto prefabricados

Unicon apuesta por los ladrillos y bloques de concreto, cuya fabricación, según Atauje, “emplea materias primas sostenibles que no afectan los campos de cultivo ni aportan negativamente a las emisiones de carbono al ambiente. Los procesos de fabricación altamente industrializados permiten ofrecer productos de calidad que cumplen con las normativas E.070 y NTPs, respectivamente, garantizando el buen resultado del producto final que es la edificación.”

concrete block wall for construction building site

Por ello, comenta Atauje, estas soluciones han tomado fuerza en otros países, “debido a que son más amigables con el medioambiente”. Además, indica que otra ventaja de estos es facilitan la inclusión del refuerzo requerido sin necesitar encofrados de columnas. Asimismo, permiten una construcción más limpia.

Asimismo, Pacasmayo ofrece una serie de productos alternos al ladrillo, como los bloques y ladrillos King Kong de concreto vibrado, los cuales son productos a base de cemento, la cual es su principal materia prima. Estos se presentan como soluciones en la construcción de muros estructurales, tabiquería y cerramientos. Además, según la empresa, estos productos permiten “mayor velocidad y rendimiento en el proceso constructivo generando un ahorro considerable en materiales y mano de obra para nuestros clientes.”

Jordán indica que, en el Perú, estos bloques de concreto vibrado “son usados principalmente en proyectos industriales y en otro tipo de proyectos” similares. Algunos de sus productos en cuanto a la mampostería son los prefabricados Bloque 9, Bloque Pared (12, 14, 19), Bloque Split 19, Ladrillo King Kong (tipos 10 y 14), entre otros.

Placas sílico calcáreas

Por su parte, Compañía Minera Luren ofrece su línea de placas sílico calcáreas de P7, P10, P12 y P14 (en referencia al espesor de los muros) para muros de tabiquería. Estas no trabajan bajo el sistema de albañilería confinada sino de albañilería armada, es decir, no se usa columnetas para sujetar los muros a la estructura, sino que se colocan anclajes de fierros verticales para sujetar a la misma acompañados de unas varas horizontales que acompañan a la estructuración de las unidades que conforman el muro.

Su fabricación es a base de una mezcla de áridos que son las arenas con la cal, la cual es el cementante, y agua. En ese sentido, Garland manifiesta: “Nuestra materia prima es la arena del cerro. Nosotros no depredamos las sierras agrícolas para la fabricación de los ladrillos. Usamos también gas natural, aunque entiendo que las ladrilleras formales también la están usando”.

Además, agrega que “el 60% de los edificios en Lima se están haciendo con nuestros productos”, los cuales se caracterizan por permitir mayor área útil, menos peso para la estructura, obras más limpias y secas, genera menos costo directo, entre otras. Sus placas han sido usadas en proyectos de construcción como las siete torres de Villa de Atletas (para los Juegos Panamericanos 2019), en hoteles como el Holiday Inn, el Marriot, Swissotel, etcétera.

Innovación

Aunque la mampostería es un sistema constructivo que ha presentado pocos cambios en el tiempo, no ha dejado de evolucionar, tanto en los sistemas de fabricación de unidades como el servicio que acompaña al producto. Por ejemplo, Compañía Minera Luren está considerando fabricar ladrillos más livianos que los que ofrece actualmente, aunque, por el momento están centrados en la capacitación de los instaladores, pues consideran que no solo se trata de contar con buenos materiales, también es imprescindible  contar con buenos profesionales.

Por su parte, Ladrillos Fortes tiene programado lanzar un innovador producto en el primer trimestre del próximo año que promete captar la atención del sector.

“La última innovación que estamos trabajando ya es hacia la digitalización 4.0 y el cambio completo de tecnología de fabricación. Eso sí es algo que estamos implementando, terminando este año y que el próximo año va a involucrar inclusive nuevos productos donde ya dejamos de ser un ladrillo cerámico, y pasamos a ser bloques de alta densidad, donde van a tener una gama de productos muy interesantes para la base de la pirámide y para los beneficios, donde una casa la vas a poder construir en 15 días sin necesidad de usar tanto mezcla, mortero, nada, y que va ser muy digna y con todos los beneficios de un cerámico”, indica Mendoza.

Asimismo, agregó que este nevo producto será fácil de utilizar. “Solo hay que aprender a usarlo, pero una vez que se aprenda, cualquiera lo podrá usar”, puntualizó.

Opinar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Most Popular

Teléfonos: (+511) 346-4061| (+511) 346-4102 | (+511) 346-4117
info@costosperu.com

Nuestra Historia

Nacimos en el año 1994 para entregar a los profesionales de la construcción los mejores servicios de información y capacitación del medio.

Enfocados siempre en la innovación, la productividad y la competitividad, desarrollamos productos que les permitan mejorar sus competencias a nivel de excelencia.

Suscríbete a nuestro boletín


Copyright © 2017 Costos Perú | Costos SAC es una empresa del Grupo S10

To Top