Sección Innovaciòn

Inmótica para un edificio más amigable y sostenible

Congreso AACE Internacional de Ingeniería de Costos

La automatización de un edificio se está convirtiendo en una necesidad cada vez más atendida por el sector construcción, pues esta genera muchos beneficios tanto para los usuarios como los encargados de la gestión de estas edificaciones.

Si esta automatización se aplica en una vivienda común, estamos hablando de domótica, empero si es aplicada a un colegio, un centro comercial, un hotel, una universidad, o en establecimiento en el que hay una considerable asistencia de personas, entonces pasamos a referirnos a la inmótica.

Reynaldo Quiroz, jefe de la Unidad de Negocio de Eficiencia Energética y Licitaciones de la empresa Sonepar, señala que “cuando hablamos de inmótica, también lo relacionamos a un edificio inteligente y este concepto es tan simple como hacer que un edificio o un predio, como centros comerciales, colegios, universidades, cuente con elementos que les permitan capturar variables llamados sensores y con esas variables (información como temperatura, presencia, estado, etc.) configuradas en un sistema y mediante los actuadores puedan realizar una tarea específica buscando la eficiencia energética y operativa”.

En un sistema de automatización de una edificación se puede controlar las luces, la temperatura, refrigeración, los accesos, las alarmas técnicas, las persianas, el consumo de energía eléctrica, el consumo de agua; se puede gestionar los espacios, los activos, los mantenimientos preventivos, etcétera.

Según el representante de Sonepar, la inmótica se puede aplicar a cualquier tipo de edificio, sea este existente o un proyecto a ejecutarse. El objetivo de este sistema es optimizar la eficiencia de un edificio, lo cual puede traducirse en ahorro, sea en energía y en eficiencia operativa y, por ende, sostenibilidad.

“Imagínense centros comerciales que, por lo regular, son extensiones importantes en metros cuadrados con manejo de iluminación, servicios comunes, administración de los locatarios y atención de los clientes finales. Todos estos controles se podrían centralizar mediante un software de gestión del edificio (BMS por sus siglas en inglés de Building Management System) lo que te permite hacer programaciones horarias del funcionamiento de las luces o que la misma tenga la flexibilidad de poder controlarlo desde una computadora ante cualquier evento que se pueda presentar. Incluso podríamos considerar variables como el aporte de luz natural para que la regulación de luces se ejecute de acuerdo a la necesidad del edificio, no sé si les ha pasado que las luces de un centro comercial están encendidas incluso cuando no sea necesario, conllevando a un consumo de energía innecesario, generando un incremento en la huella de carbono de la organización”, explica Quiroz.

SHOWROOM DE SONEPAR.

Pero, la eficiencia energética no es el único beneficio de la inmótica. También hace posible la maximización de la eficiencia operacional, permitiéndole al personal encargado de la gestión del edificio, centrar su atención en situaciones críticas que requieren su asistencia, sin distraerse en problemas menores, que serán atendidos por el sistema de automatización.

Sostenibilidad

La cultura de la sostenibilidad es un tema que cada vez va tomando mayor fuerza entre las empresas que buscan ser responsables con el medioambiente, y en esto, el ahorro y/o consumo de energía es un factor esencial. Una de las principales fuentes de energía que se consume en una edificación es la electricidad, y si esta se utiliza de manera desmedida sin ningún tipo de control, entonces genera un impacto considerable en el medioambiente. La inmótica nace con la finalidad de impactar directamente en este consumo, haciéndolo eficiente y sostenible, de tal manera que el consumo de la energía eléctrica no sea un factor de contaminación.

César Montañés, Digital Buildings Product Manager Andean Cluster de Schneider Electric, estima que para el 2050 el 65 % de la población vivirá en ciudades, lo cual significa que el consumo eléctrico se incrementará en un 80 %. Esto demandará edificios súper eficientes y verdaderamente sostenibles, cualidades que pueden adquirir si implementan la inmótica.

Asimismo, señala que esta solución de gestión e integración es conocida como BEMS (Building and Energy Management System), “una herramienta necesaria para poder tener un edificio verdaderamente sostenible, ayudando a limitar la huella de carbono a través de la maximización de la eficiencia energética que puede generar ahorros superiores al 30 % e incluso en algunos casos se ha llegado hasta un 70 %”.

PANEL DE CONTROL DE INSTALACIONES. SCHNEIDER ELECTRIC.

La principal función del BEMS, según el representante de Schneider Electric, en cuanto a lograr importantes ahorros de consumo eléctrico, es encontrar el nivel óptimo de funcionamiento del sistema eléctrico para cada área del edificio a través del tiempo. “Es decir, si el BEMS detecta que hay áreas donde en un determinado periodo de tiempo no es necesario mantener encendida al máximo la iluminación o el aire acondicionado, por ejemplo, puede regular su funcionamiento a un 50 % de acuerdo con los niveles de iluminación natural, o disminuir la liberación de aire frío de acuerdo con la temperatura en el área o al estado de ocupación”, afirma.

De la misma manera, el especialista de la empresa Sonepar señala que para llegar a este nivel de automatización que genere sostenibilidad total, primero se debe medir los consumos innecesarios de la edificación mediante un sistema de gestión de energía, detectando los puntos de mejora. Asimismo, cita un caso en el que aplicaron esta solución con el fin de disminuir la huella ambiental.

“En iluminación encontramos que al ser un proceso manual el operario encendía las luces de manera aleatoria y a la hora que se le ocurría, por lo que mediante la inmótica logramos controlar los encendidos de luces por horario, teniendo en cuenta el funcionamiento del edificio. El tener un edificio automatizado también nos permite generar escenas; por ejemplo, antes de tener un control de luces, este cliente encendía todo un piso solo porque era el cierre de mes y, por lo general, solo el área contable estaba trabajando; sin embargo, luego de la automatización solo se enciende la iluminación del área involucrada. Este control lo tenemos implementado en nuestras oficinas principales”, comenta.

Además, menciona que el return on investment (ROI) del proyecto citado por aplicar esta solución generó un ahorro de 4000 a 5000 dólares mensuales en consumos de energía. “Definitivamente esto se refleja también en el impacto en la huella de carbono de la organización, ya que se trata de un consumo de energía que no realizan”, añade.

Gestión de edificaciones

El sistema de automatización de un edificio permite tener control de las luces, la temperatura, la ventilación, los accesos, los ascensores, el circuito cerrado de televisión, las alarmas técnicas, las persianas, el audio y video en una sala de exposiciones; así como permite gestionar los espacios comunes, las salas de reuniones, la energía eléctrica, el sistema contra incendios, el agua, la intrusión, detectar y extinguir incendios, etcétera.

El Digital Buildings Product Manager Andean Cluster de Schneider Electric sostiene: “Para lograr la gestión e integración de todos estos sistemas, el BEMS utiliza componentes de hardware, como controladores que, por ejemplo, recolectan las señales de temperatura, de humedad, de niveles de luminosidad, credenciales de acceso, consumos de energía, etc., y a través de protocolos de comunicación intercambian esa información con los componentes de software que toman autónomamente decisiones y acciones de acuerdo a programaciones específicas y que también permiten a los operarios de la plataforma visualizar/controlar en tiempo real el estado de cada uno de los sistemas y componentes del edificio y generar reportes basados en históricos para evaluar el comportamiento y desempeño de cada sistema”.

Asimismo, el jefe de la Unidad de Negocios de Eficiencia Energética de Sonepar señala que, por ejemplo, en el caso de los hoteles, la inmótica puede aplicarse, pero variará de acuerdo a las necesidades que tenga tanto el huésped como el operador del hotel. En el caso del primero, el objetivo principal de la aplicación de la inmótica es brindar confort y seguridad; mientras al segundo, “le genera ventajas porque mediante el software su capacidad de brindar una respuesta oportuna al huésped ante un percance puede significar pasar de una experiencia agradable a una experiencia totalmente contraria y el desprestigio de marca que puede generar eso. Los incidentes más comunes para este segmento son alarmas, aniegos, temperaturas, mantenimiento o cambio de luminarias que no funcionan, etc.”.

Además, asegura que Sonepar trabaja con estándares abiertos como KNX, el cual es el protocolo de los productos que usa la empresa y que son compatibles entre sí con más de 8000 productos en el mundo y con más de 470 marcas.

Sistema de control centralizado

Reynaldo Quiroz señala que, en un edificio, la empresa recomienda tener un sistema centralizado de gestión o Building Management System (BMS), el cual cuenta con equipos que funcionan de manera descentralizada.

“(…) por ejemplo, el KNX es un protocolo que lo desarrollamos en una arquitectura descentralizada buscando que si un equipo falla los otros sistemas no se vean perjudicados.  El software es como un director de orquesta que es lo que va dando las pautas para que el edificio funcione y detecte las anomalías del mismo”, manifiesta Quiroz.

Este BMS es un software que, a través de una plataforma, permite gestionar la edificación, almacenar información que luego se puede analizar mediante reportes que mostrarán las mejoras que ha tenido el edificio o los indicadores que ayudarán a mejorar la eficiencia total del sistema de automatización.

Esta eficiencia se materializa en términos de ahorros económico y energético (menor impacto en el medioambiente). “En los proyectos buscamos la eficiencia en cuanto a implementar tecnologías como led que puede representar un 50 % de ahorro directo (reemplazo de tecnología), pero si a eso le sumamos el control de la iluminación podríamos estar hablando de un 20 a 30 % de ahorro adicional de ahorro”, refiere Quiroz.

En esa misma línea va la voz experta de Montañés, representante de Schneider Electric, pues señala que lo que se busca con un control centralizado es tener una visualización y control de todos aquellos sistemas que se encuentran implementados en un edificio, desde una única plataforma que se encargue de integrarlos, a pesar de que cada uno de estos sistemas funcionen de manera independiente.

“El BEMS (Building and Energy Management System) es una gran herramienta para las personas encargadas de la gestión y operación de un edificio, pues les permite ver a través de una interfaz gráfica en un plano 2D o 3D cada una de las áreas o pisos del edificio, identificando fácilmente condiciones de temperatura, de iluminación, alertas o alarmas de algún sensor de humo que fue activado o algún sensor de presencia que detectó a un intruso en un área restringida y le muestra al operario de manera automática la cámara más cercana en un pop-up”, explica.

Este sistema de control centralizado también reporta fallas en tiempo real y la ubicación en la que se encuentra este problema, lo cual reduce significativamente el tiempo de respuesta del personal encargado. También, según Montañés, “puede almacenar históricos y generar reportes de manera automática y preprogramada sobre consumos energéticos por subsistema (aire acondicionado, iluminación, etc.) o por área (piso 1, bloque norte, bloque sur, etc.); comparativos de consumos con el mes o año anterior, horarios de entrada y salida de empleados, accesos validados y rechazados en áreas restringidas, reportes de fallos de luminarias y horas de encendido, etcétera.”

SONEPAR APUESTA POR LA DIFUSIÓN DE LA INFORMACIÓN SOBRE INMÓTICA EN EL SECTOR

Son muchas las situaciones que se pueden controlar si se cuenta con un sistema de control centralizado. Por ejemplo, Sonepar tuvo que  proponer una solución en cuanto al control del sistema de extracción de dióxido de carbono que, mediante la tecnología de variadores de frecuencia y sensores de dióxido, logró hacer que el sistema funcione solo cuando era necesario, “ya que la concentración tiene parámetros regulados y que al ser un control proporcional funcionaba de acuerdo a la necesidad, generando un consumo eficiente de la energía y también alargando la vida útil de los equipos, así como prolongando los periodos de mantenimiento que muchas veces son costos no contemplados al momento de generar el capex de un edificio, porque al final, el opex es mayor cuando no tienes equipos que te ayuden con la gestión de tu predio”, asegura el representante de Sonepar.

Además, agrega que en algunos edificios en los cuales hay subsistemas, se detecta un problema, pues estos no se comunican entre sí y trabajan de manera independiente. Por lo tanto, a estos edificios no se les podría considerar edificios inteligentes.

“Ejemplo de estos son los aires acondicionados en los edificios que, por lo general, para todo el edificio, el mismo puede funcionar de manera manual, tanto en invierno como en verano. Cuando tenemos un sistema inteligente, en invierno, por ejemplo, no sería necesario prender el sistema de aire acondicionado, ya que los sistemas tienen una opción que se llama freecoling, inyectando aire puro en el edificio y logrando la temperatura de confort de todo el edificio, evitando el consumo de energía”, agrega.

Pero, este sistema centralizado puede ir más allá del control de las instalaciones de un solo edificio, es decir, puede acceder a diversas edificaciones. Esto lo puede hacer el sistema de EcoStruxure Building de Schneider Electric. Al respecto, su portavoz sostiene:

“La arquitectura de control Multi-Sitio de EcoStruxure Building permite tener la centralización de todos los sistemas de una edificación o de múltiples edificaciones en un servidor central, optimizando y facilitando su operación y la generación de reportes consolidados. Además, de tener la posibilidad de centralizar todos los sistemas, también permite tener servidores distribuidos, permitiendo ajustar la solución de acuerdo con las necesidades específicas de cada proyecto”.

EL ECOSTRUXURE BUILDING DE SCHNEIDER ELECTRIC PERMITE CENTRALIZAR LOS SISTEMAS DE MÚLTIPLES EDIFICIOS A LA VEZ.

Realidad en Perú

Para el representante de Sonepar, la inmótica es aún incipiente en el Perú, y se debe difundir más la información sobre el tema. En esto, la empresa está comprometida y por ello cuenta con un showroom con espacios reales y otros diseños a escala en los cuales los visitantes pueden ver cómo funciona la inmótica en una aplicación real. Además, añade: “Por el lado de las empresas que hacen integración, también pueden ver en Sonepar a un socio estratégico para acompañarlos en sus proyectos, ya que los diferentes ambientes de este showroom fueron implementados por el personal técnico de Sonepar que cuenta con la capacidad de brindar el soporte técnico comercial pre y posventa”.

SONEPAR APUESTA POR LA DIFUSIÓN DE LA INFORMACIÓN SOBRE INMÓTICA EN EL SECTOR

Por su parte, el representante de Schneider Electric considera que la inmótica en Latinoamérica no está en el mismo nivel que se encuentra en Europa o Estados Unidos. No obstante, señala que Perú va por un buen camino, puesto que existe un número considerable de edificaciones que están apostando por este sistema de automatización.

“Perú viene por muy buen camino y cada vez más las constructoras de estas edificaciones (oficinas, centros comerciales, hoteles, hospitales, aeropuertos, etc.) y los encargados de gestionarlas y operarlas, incluyen dentro de sus presupuestos el BEMS y han dejado de verlo como una opción para convertirse en una inversión sostenible. Esto lo vemos reflejado en un número importante de edificaciones en Perú que tienen implementado actualmente un BEMS, tales como centros comerciales, edificios de oficinas, hoteles, hospitales y aeropuertos”, comenta.

Mercado

Sonepar, empresa que miembro de Perú Green Building ─organización que fomenta la construcción sostenible─, apuesta por soluciones que manejan protocolos abiertos, como el KNX. Este estándar de protocolo (KNX), según Quiroz, “permite integrar todas las marcas sin necesidad de tener un software por cada marca; muy por el contrario, sacamos las fortalezas de cada marca para que finalmente busquemos cumplir las expectativas del cliente. En tema de software también trabajamos con softwares que sean compatibles con los estándares de un edificio como son KNX, BACNET y MODBUS”.

Además, Quiroz indica que en el showroom de la empresa “los diferentes ambientes que tenemos hacen replica, en resumen, de los diferentes segmentos de mercados que hemos tenido participación como oficinas administrativas, tiendas por departamentos, centros comerciales, supermercados, universidades, auditorios, casa unifamiliar, almacenes, industrias, hoteles, etc., tanto en Lima como en provincias”. Sus proyectos han sido implementados en Ripley, Plaza Vea, BBVA, UPC, Molinos y Cia, Ramada, TFC, ICPNA, entre otros.

Por su parte, Schneider Electric cuenta con su plataforma BEMS llamada EcoStruxure Building, la cual tiene componentes tanto de software como de hardware que permite la gestión completa de una edificación, “integrando nativamente no solo productos de nuestro amplio portafolio (controladores de calefacción, ventilación y aire acondicionado; de iluminación, de acceso e intrusión, medidores y analizadores de energía, etc.), sino también permitiendo la integración a nivel de software con nuestras otras plataformas: EcoStruxure Power, EcoStruxure IT, EcoStruxure Machine, EcoStruxure Plant y EcoStruxure Grid”.

EBO-SCHNEIDER ELECTRIC.

Asimismo, Montañés indica que el EcoStruxure Building también incorpora una capa adicional de analítica y servicios, la cual permite predecir el comportamiento de los componentes de los principales subsistemas de una edificación, como los controladores de calefacción, la ventilación y el aire acondicionado, para anticiparse a una eventual falla o para ajustar configuraciones que permitan alcanzar la máxima optimización en el menor tiempo posible.

Finalmente, el portavoz de Schneider Electric comenta que con este BEMS han participado en varios proyectos de edificios de oficinas, centros comerciales, hoteles y hospitales en Perú.

Vistas: 723
Opinar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teléfonos: (+511) 346-4061| (+511) 346-4102 | (+511) 346-4117
info@costosperu.com

Nuestra Historia

Nacimos en el año 1994 para entregar a los profesionales de la construcción los mejores servicios de información y capacitación del medio.

Enfocados siempre en la innovación, la productividad y la competitividad, desarrollamos productos que les permitan mejorar sus competencias a nivel de excelencia.

Suscríbete a nuestro boletín

Copyright © 2017 Costos Perú | Costos SAC es una empresa del Grupo S10

To Top