Sección Maquinaria y equipos

Grúas móviles: eligiendo la mejor solución

Curso Taller INTEGRACIÓN POWER BI + PRIMAVERA P6 (XER)

Entornos urbanos

Estas maquinarias son de mucha utilidad en obras llevadas a cabo en espacios pequeños o difíciles, pues se caracterizan por ocupar muy poco espacio, ser versátiles, tener la capacidad de cargar grandes pesos, y poder realizar muchas otras actividades más.

Según Zapler SAC, “las grúas móviles, sean articuladas Palfinger o telescópicas Link-Belt, se componen por un vehículo de locomoción usualmente diésel sobre cuyo chasis se instala un mecanismo de izaje denominado pluma, boom, o brazo, que es gobernado por un sistema hidráulico”. Estos equipos poseen también contrapesos y gatos de apoyo hidráulicos que logran la estabilidad necesaria al momento de realizar un izaje seguro.

“Respecto a las grúas autopropulsadas Link-Belt, estas máquinas tienen un chasis integrado de fábrica en casi todas sus versiones, son accionados por motores diésel Cummins con plumas hidráulicas de giro continuo de 360° de fabricación propia y que poseen cabrestantes o winches para el accionamiento de ganchos y cables que en conjunto posibilitan la elevación de las cargas a gran altura”, añade la empresa Zapler.

Por su parte, Liebherr agrega estas pueden conducirse en vías públicas a velocidades de hasta los 80 kilómetros por hora. Además, por lo general, viajan con su pluma telescópica, lo cual les permite trabajar desde el momento que llegan al lugar de la obra.

Este artículo fue publicado en la Edición 306 Junio – Julio 2020 con el auspicio de las siguientes empresas

En el caso de las grúas móviles de la empresa Liebherr, estas están equipadas con uno o dos motores, lo cual les permite operar de manera autónoma. El tamaño de sus motores varía entre los 286 Hp y los 686 Hp; esto dependerá del tamaño de la grúa.

Por otro lado, para que la grúa inicie su trabajo en la obra, primero debe verificarse que la estabilidad del terreno sea la adecuada, pues esto influirá significativamente en el trabajo de la máquina. Además, Liebherr asegura que es importante “conocer todos los taludes y fosas de construcción que podrían influir en la estabilidad. Debe estar consciente de todo el entorno del área de trabajo en 360°, incluida la posición de los estabilizadores”.

Liebherr LTM 1230-5.1.

En esa misma línea, Zapler también considera necesario señalizar las áreas de trabajo, activar los controles de seguridad electrónica y tener el check list integral del equipo, “en el cual se debe comprobar el estado de los neumáticos, los cables, los ganchos, el combustible, etc.”.

De igual manera, Liebherr recomienda que todas las áreas que podrían verse afectadas por el trabajo de la grúa deberían cerrarse para el público por medidas de seguridad. “Si la operación de la grúa bloquea espacio público o la propiedad vecina, se necesita por supuesto permiso de la autoridad responsable o del propietario. Como cada sitio de construcción es diferente, no hay una lista definitiva de criterios. Insistimos en la importancia de que el operador de la grúa esté capacitado adecuadamente y pueda reconocer los posibles peligros”, añade.

Uno de estos peligros en zonas urbanas y de pequeño espacio está relacionada con la exposición de cables eléctricos. Por ello, la grúa móvil debe mantenerse alejada lo más posibles de estas. Liebherr sugiere una distancia mínima de 20 metros, además de que el operador debe tener conocimiento sobre si los cables están energizados o no.

Zapler indica que las grúas móviles se utilizan en zonas donde las condiciones del terreno son difíciles.

“De ser necesario, consultar a los responsables de la obra. No realizar ninguna maniobra si no conoce las condiciones del área de trabajo. Los operadores deben ocupar los equipos de protección personal adecuados”, agrega Liebherr.

Por su parte, Zapler señala que existen diversos protocolos de trabajo para este tipo de casos, como la relación que debe haber entre el voltaje de la red y la distancia de trabajo. “Dependiendo del tipo de voltaje a trabajar, el protocolo de trabajo va a ser distinto, por lo que el manual de trabajo es de suma importancia”, agrega.

Zapler recomienda siempre el asesoramiento de un especialista en redes eléctricas que pueda indicar cuál es el protocolo a seguir en una situación determinada. Este manual incluirá el uso de la indumentaria adecuada, las zonas de trabajo debidamente señalizadas, las óptimas condiciones climáticas y si es necesario la coordinación con las empresas que proveen los servicios eléctricos.

Operaciones

Grúa móvil, marca PALFINGER de Zapler.

En cuanto a las operaciones que estos equipos pueden realizar en entornos urbanos, Liebherr señala: “Básicamente permiten realizar todos los tipos de operación de una grúa. Las grúas móviles se utilizan generalmente para requerimientos de corto plazo, como, por ejemplo, para un izaje único en un edificio elevado o para el armado de una grúa torre, la cual estará trabajando en la construcción durante varios meses”.

El uso de estas maquinarias, según Liebherr, en el armado de grúas torre es “un campo muy amplio”. Estas operan en sitios en los cuales la posición de la grúa debe cambiarse con regularidad o cuando la operación de izaje solo puede ser realizada desde una sola posición que no debe ser interrumpida por un lapso considerable, por ejemplo, en obras en carreteras o espacios públicos.

Asimismo, Zapler indica que las grúas móviles se utilizan en todo tipo de construcción −inclusive en terrenos confinados y difíciles−, como puentes, carreteras, construcción urbana, en obras de saneamiento y electricidad, en colocación de paneles solares o publicitarios, en montaje de torres de alta tensión, en prospección y explotación petrolera, etcétera.

Ventajas

Liebherr LTM 1230-5.1.

En cuanto a las ventajas que tiene el uso de las grúas móviles, Liebherr señala que estos equipos son flexibles, versátiles, seguros y en constante innovación.

“Son flexibles por lo que pueden trabajar durante la noche, cuando hay menos tráfico liberando así las calles durante el día. Son versátiles y de rápido acceso para el operador y se pueden desplazar por zonas urbanas. Las grúas móviles Liebherr tienen cinco diferentes programas de dirección permitiendo así realizar maniobras precisas y seguras, incluso en espacios reducidos. Además, las grúas móviles Liebherr pueden ser entregadas con innovaciones como el VarioBase® y VarioBallast, que permiten la operación de la grúa en un espacio reducido, de forma más segura y efectiva para el operador de la grúa, explica la empresa.

Su capacidad de manejar cargas muy pesadas y a grandes alturas, es otra de sus ventajas que destaca la compañía Zapler.

Otra ventaja de las grúas móviles recae en que existen accesorios que pueden configurarlas según la necesidad. Al respecto, Zapler indica que estas máquinas pueden aplicarse de diferentes maneras debido a la versatilidad de colocar en la punta de la grúa móvil, como elementos de izaje (ganchos, eslingas, cadenas, fajas, estrobos, grilletes, argollas y propiamente cables), accesorios hidráulicos Auger (taladros de perforación), accesorios hidráulicos Barrena (martillos diésel y martillos vibratorios), grapas para postes (pole claw), canastillas eleva personas (man basket), entre otras.

Optimización de la funcionalidad

Optimización de la funcionalidad

Las grúas móviles pueden ser muy versátiles y tienen muchas ventajas en operaciones urbanas. Pero, si se busca optimizar su funcionalidad, es necesario que el operador esté altamente capacitado no solo en manejo de estos equipos, sino que debe estar familiarizado con el tipo de grúa que opera, pues cada una de ellas tienen sus particularidades.

Al respecto, Liebherr sostiene que el factor más importante para la optimización de las funciones de una grúa móvil es la capacitación de los operadores de grúas. “Si ellos están familiarizados con el sistema de control de la grúa y cómo usar las innovaciones de Liebherr como el VarioBase® y VarioBallast, pueden optimizar su trabajo diario de manera significativa”, asegura.

Grúa móvil autopropulsada

Grúa autopropulsada Link Belt en el proyecto Línea 2 del Metro de Lima – Zapler.

Aldo Valencia, jefe de ventas de grúas de la empresa Zapler, señala que “las grúas RT y AT de la marca Link-Belt pueden desplazarse por sus propios medios”. “Estas grúas cuentan con un sistema de elevación que utiliza una pluma hidráulica junto a cabrestante que tracciona cables y ganchos para lograr izar las cargas. Estas grúas esta dotadas de propulsión y conducción propios lo que facilita su desplazamiento por distintos tipos de terrenos y por vías privadas o nacionales reguladas por la entidad competente”.

El jefe de ventas de grúas de Zapler indica que las grúas autopropulsadas All Terrain de Link-Belt están diseñadas para trabajar con grandes pesos y alturas que van desde de las 50 hasta las 250 toneladas métricas. “Están básicamente en todas las obras de ingeniería de gama alta: en los diversos trabajos de una mina, en construcción de grandes almacenes, la construcción de un edificio, en un puente de grandes dimensiones, etcétera”, agrega.

Además, explica que este tipo de grúas están dotadas de un motor que provee la tracción para las ruedas, aunque hay algunas otras versiones en las que también provee el sistema de propulsión para la grúa. “El motor hace que el sistema hidráulico de la grúa funcione”, refiere y añade: “Hay dos motores: un motor para que la grúa pueda desplazarse, es decir, accionar su sistema motriz, y tienes otro motor para que pueda accionar el sistema hidráulico”.

Icarius, marca DIECI de IPESA.

Algunos de los principales componentes de estas grúas son:

  • Una estructura giratoria, la cual es el eje principal que sostiene y soporta todo el peso de la pluma, los contrapesos y sistemas para el accionamiento de la grúa.
  • El chasis o base de la grúa, el cual soporta toda la estructura de la grúa.
  • Sistema de estabilizadores delanteros y traseros que permiten a la grúa lograr una mayor estabilidad y el máximo de su capacidad de izaje en condiciones seguras.
  • Cabina de mando. Toda la operación de la grúa es controlada desde la cabina de mando principal que viene acoplada al chasis o base de la grúa.

Por otro lado, para optimizar el funcionamiento de una grúa autopropulsada en condiciones seguras, es necesario verificar adecuadamente el terreno en el que se va a trabajar, tal cual como con cualquier otro tipo de grúa. Valencia considera que para brindar una buena solución es necesario identificar bien el problema a resolver, pues “no hay grúa para todo; para cada problema, hay una solución concreta”.

“Si nosotros logramos identificar, por ejemplo, el peso, la altura del trabajo o el lugar donde se va a trabajar, el horario -pues en zonas urbanas no puedes hacer trabajos a cualquier hora del día-, podemos proveer una solución concreta para cada caso”, sostiene.

Finalmente, el representante de la empresa Zapler indica que estos equipos son los más seguros del mercado debido a que cuentan con un sistema electrónico llamado PULSE 2.0 que posee una pantalla amigable y muy interactiva desde donde se pueden apreciar todas las funciones de la grúa garantizando un izaje seguro en tiempo real. También posee un sistema denominado V-CALC que realiza un cálculo de las diversas posiciones de los gatos estabilizadores para obtener una tabla de carga distinta. “Estos equipos nunca van a cargar aquellos pesos para los cuales no han sido diseñados”. explica.

Manipuladores telescópicos o telehandlers

Pegasus 38.16-400° con wincha – IPESA.

Es necesario señalar que la empresa Ipesa comercializa una alternativa a las grúas móviles, pues, en términos generales, también realiza la tarea de izaje, aunque esta es solo una de las tantas funciones que puede hacer. Esta alternativa es el manipulador telescópico o telehandler, el cual se adapta a trabajos de construcción, ocupa muy poco espacio en el área de trabajo, genera muy poco ruido y brinda seguridad durante su operación.

La empresa señala que este equipo puede ser usado para izaje, para elevar una carga a una gran altura, para realizar carguío de materiales con un cucharon, e incluso, puede ser usado para mezclar concreto con un aditamento adicional, dependiendo lo que se necesite en el proyecto.

Por ejemplo, en operaciones urbanas de construcción, estos telehandlers, según la empresa, “suelen ser muy usados como montacargas ya que de manera estándar vienen equipados con un kit de horquillas porta pallets; si le montamos un cucharon este mismo equipo podría realizar cargío de materiales, también es bastante usado para realizar labores de montaje, inspección y mantenimiento ya que nuestros equipos pueden ser equipados con la canastilla para elevar personal, entre otras actividades”.

Asimismo, su funcionalidad se optimiza, al igual que los minicargadores frontales, con la implementación de accesorios o aditamentos, como el cucharon para movimiento de tierra (sea de uso severo o ligero); la garra multipropósito para manipular todo tipo de materiales (principalmente chatarra y maleza); el cucharon para izaje de concreto, el cual permite elevar hasta 0.75 metros cúbicos de concreto premezclado, por lo cual es muy usado en vaciado de concreto en losas colaborantes; el plumín o winche ; la canastilla para elevar personas; entre otras.

Además, los motores con los que vienen equipados pueden ser Kubota o Iveco; esto dependerá de la potencia que posea el equipo. Y, si esta maquinaria va a trabajar en una zona en la cual hay mucha exposición de cables eléctricos, Ipesa recomienda que, primero, se evalúe bien los riesgos latentes, pues los telehandlers no cuentan con un aislante dieléctrico.

No obstante, sí tienen sistemas de seguridad. Por ejemplo, Ipesa señala que los telehandlers Dieci cuentan con varios sensores de seguridad. “(…) el sistema principal corresponde al de estabilidad y equilibrio, el cual es monitoreado permanentemente por la computadora; si el operador realiza una maniobra insegura que exceda la capacidad de carga del equipo, este se bloqueará inmediatamente antes de que ocurra algún accidente”, añade la empresa.

Entre los modelos de telehandler que oferta la empresa están los fijos y los rotativos, los cuales varían desde los 2.5 toneladas hasta las 23 toneladas de capacidad de carga, mientras sus alturas disponibles van desde los 6 hasta los 25 metros de elevación.

Mercado

Según IPESA, los manipuladores telescópicos se adaptan a trabajos de construcción y presentan muchas ventajas en su uso.

Liebherr produce una amplia gama de grúas móviles, desde la LTM 1030-2.1, que es la grúa móvil más pequeña de dos ejes con una capacidad de 35 toneladas y pluma telescópica de 30 metros, hasta la grúa de nueve ejes, la LTM 11200-9.1 con una capacidad de 1200 toneladas y una pluma telescópica de 100 metros.

En cuanto a los sistemas de seguridad que tienen las grúas móviles de Liebherr, la empresa refiere lo siguiente:
“Especialmente en áreas urbanas nuestro limitador de campo de trabajo LICCON aumenta significativamente la seguridad. Este sistema le permite al operador activar automáticamente las funciones de limitación como limitación de altura de cabeza de pluma, de radio de trabajo, de ángulo de trabajo y limitación de aristas. Además, las grúas móviles Liebherr tienen una amplia variedad de dispositivos de seguridad diseñados para evitar cualquier tipo de accidente o mal uso del equipo, como limitador final de carrera, el limitador de carga LICCON, sistemas de chequeo interno y diversas válvulas de seguridad”.

Por su parte, Zapler SAC, empresa principalmente enfocada en el rubro de grúas, asegura que “cuenta con todo el portafolio en los 3 rubros más comerciales para poder brindar soporte técnico y comercial a nuestros distinguidos clientes”, con las siguientes marcas:

  • Grúas articuladas PALFINGER, marca austriaca cuyas máquinas poseen una capacidad de los 0.5 a 200 (ton x metro)
  • Grúas telescópicas, marca americana ELLIOTT, cuyos equipos tiene la capacidad entre 30 TN a 130 TN).
  • Grúas autopropulsadas LINK BELT, marca premium americana, en la que sus maquinarias tienen una capacidad que varía entre las 150 TN y las 600 TN.
  • Grúas telescópicas sobre camión, marca Elliott, que cuentan hasta con 55 TN.

Las grúas que provee la empresa Zapler están equipadas con un sistema electrónico de gobierno de la grúa. Sobre ello, señala:
“En Link-Belt el sistema Pulse 2.0 es un software diseñado para gestionar la grúa tanto desde el punto de vista de seguridad donde podemos evitar picos que generan sobrecarga como de control para un manejo más intuitivo y eficiente de la grúa. Todo esto con un sistema de registro de eventos donde podemos analizar aquellos momentos donde la grúa ha operado en condiciones desfavorable”, anota la empresa.

Vistas: 1464
Opinar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teléfonos: (+511) 346-4061| (+511) 346-4102 | (+511) 346-4117
info@costosperu.com

Nuestra Historia

Nacimos en el año 1994 para entregar a los profesionales de la construcción los mejores servicios de información y capacitación del medio.

Enfocados siempre en la innovación, la productividad y la competitividad, desarrollamos productos que les permitan mejorar sus competencias a nivel de excelencia.

Suscríbete a nuestro boletín

Copyright © 2017 Costos Perú | Costos SAC es una empresa del Grupo S10

To Top