Materiales Reciclados en la Construcción

  • Por Costos
  • 26/02/2021
  • 0
  • 438 Vistas

Una de las principales metas que busca alcanzar el sector construcción a nivel mundial es reducir su impacto negativo en el medioambiente. Para ello, la industria se ha replanteado la idea de cómo hacer para que los materiales utilizados y los sistemas de trabajo permitan lograr una efectiva sostenibilidad.

La industria de la construcción se ha propuesto mitigar su impacto ambiental y apuntar hacia un futuro más sostenible. Es sabido que muchos de los desechos de la construcción generan daños ambientales considerables, sobre todo porque representan una gran parte de todo el desecho existente. Ante esto, la idea del reciclaje de materiales para la fabricación de nuevos elementos de construcción ha tenido un gran impulso en las investigaciones de los últimos años.

Este artículo fue publicado en la edición Enero – Febrero 2021 con el auspicio de las siguientes empresas

Se conoce que por años los residuos de la construcción y demolición han terminado en los vertederos, lo cual ha acumulado un considerable impacto ambiental negativo en las laderas de los ríos, en las aguas subterráneas y en los hábitats circundantes. Sin embargo, la propuesta del reciclaje en el sector construcción está empezando a ser acogida con más fuerzas en diferentes partes del mundo.

Esta acogida se debe a que la utilización de materiales reciclados genera un importante ahorro energético y disminuye el consumo de recursos naturales para la producción de nuevos materiales. Esto a su vez reduce la cantidad de residuos en los vertederos, lo cual favorece enormemente al medioambiente.

Pero el beneficio también es económico, pues el reciclar y reutilizar materiales de construcción reduce el costo de eliminación y transporte de estos residuos como el de nuevos materiales que ya no serán necesarios.

Además, utilizarlos en proyectos de construcción permite tener una ventaja competitiva debido a la creciente importancia de la construcción ecológica y la conservación del medioambiente. Puede ser de gran ayuda para la obtención de la certificación LEED, el cual es el sistema de clasificación de edificios ecológicos más conocido.

En el presente informe, recopilamos un pequeño listado de materiales o elementos de construcción fabricados a base de residuos reciclados que ya están permitiendo desarrollar una construcción cada vez más sostenible y comprometida con el medioambiente.

Placas Tamoc

Estas placas fueron desarrolladas por la empresa Zicla, a base del reciclaje de moquetas de edificios y de vehículos. Como resultado se obtuvo un material ligero y decorativo que puede tener diferentes colores, dependiendo de la materia prima que se haya utilizado.

Estas placas se caracterizan por tener un excelente aislamiento acústico y térmico. Además, tienen una excelente estabilidad dimensional, es decir, no sufren grandes deformaciones, y son muy resistentes a la intemperie. Este material puede utilizarse para revestir suelos o paredes.

La tecnología empleada para la fabricación de estas placas es muy sencilla y consiste, primero, en la trituración del residuo de moqueta; luego se pasa a mezclar con una pequeña cantidad de resina de poliuretano, aunque también podría emplearse resinas vegetales; seguidamente, viene el prensado del material en una prensa de platos calientes; y, finalmente, se extrae la placa para su enfriamiento.

Suelo Ecore

La empresa Ecore se especializa en la fabricación de revestimientos para suelos a partir de neumáticos y botellas de plástico reciclados. Los revestimientos de esta empresa contienen en total un 95 % de material reciclado, sin PVC ni compuestos volátiles.

Se trata de unas baldosas de plástico reciclado con una rápida instalación, debido a que no precisan de adhesivos, ya que las piezas se conectan entre sí gracias al diseño dentado de sus bordes.

Actualmente, la empresa tiene dos tipos de estas baldosas: Pinnacle y Plains. Estas losetas de caucho y plástico se diferencian por el tipo de superficie superior. Están formadas por una capa de fibra de poliéster reciclado que va fijada a una base de caucho. Ambos modelos están disponibles en diferentes formatos, dependiendo del tipo de espacio que tenga el proyecto.

Uno de las ventajas de estos suelos es que tienen un buen comportamiento acústico, son de fácil mantenimiento y presentan una alta durabilidad. Además, por sus características sostenibles contribuyen hasta con 9 puntos LEED.

Paneles de EcoBoard

La empresa EcoBoard se especializa en la fabricación de diversos tipos de paneles, que no están hecho de madera, sino de residuos generados en la agricultura, los cuales en vez de ser quemados son reutilizados en la fabricación de estos elementos.

Estos paneles portan características técnicas superiores a los tableros MDF y los paneles OSB. Además, en la formación de estos paneles se emplea una resina libre de formaldehidos y en una cantidad muy inferior a la utilizada en los paneles de fibra de madera.

Estos elementos pueden tener diferentes funcionalidades. La empresa ha logrado fabricar placas orientadas al aislamiento térmico, acústico o incluso, paneles con resistencia estructural.

Adoquinado exterior Platio

El nuevo sistema de adoquinado solar para exteriores, Platio, está formado por una base de plástico 100 % reciclado con una placa fotovoltaica, la cual a su vez está protegida por un acabado en vidrio antideslizante.

Estos adoquines llevan integrado todo el cableado eléctrico de manera que son muy fáciles de instalar. Se conectan unos a otros mediante el maclado de las piezas y no necesitan ningún tipo de cimentación o base especialmente resistente para su instalación.

Una particularidad de este sistema de adoquinado es que permite integrar iluminación led en la propia baldosa, la cual se alimentaría de la energía captada por la placa fotovoltaica.

Hempcrete

Hempcrete es un material similar al concreto creado a partir de las fibras de internas leñosas de la planta de cáñamo. Estas fibras están unidas con cal para que, de esta manera, más la adición de agua, se obtengan formas parecidas al concreto.

Los bloques de este material son ligeros, lo cual contribuye a disminuir la energía utilizada para transportarlos. Además, el cáñamo es un recurso renovable de rápido crecimiento.

Este material biocompuesto es utilizado generalmente en la construcción de estructuras de un solo piso, ya que no es un gran material de carga. No obstante, es bastante resistente a los impactos. Asimismo, tiene la capacidad de rellenar moldes únicos o puede usarse para crear bloques de concreto, pero necesitarán de un apoyo adicional, ya que funciona más como un panel de yeso que como concreto armado.

Polycrete

Creadores de Polycrete

Dos jóvenes universitarios mexicanos idearon la mezcla química de concreto y polímeros sintéticos reciclados como una nueva alternativa para sustituir el uso de concreto tradicional. El resultado de esto fue denominado Polycrete, el cual está desarrollado en base a polipropileno, polietileno y PET, y que permite la fabricación de blocs, muros, tejas, pisos y azulejos. Incluso, se ha planteado la posibilidad de que este nuevo concreto pueda ser usado en la pavimentación de las calles.

Este material obtuvo el Premio Komenko a la Excelencia Emprendedora en el 2018 por parte de la Universidad de Monterrey. Su utilización podría influenciar en la reducción de la producción de concreto tradicional que, como los polímeros, tiene un fuerte impacto ambiental al momento de su producción.

Además, las ventajas de la fabricación de este nuevo material no solo se aprecian en el sector construcción al generar proyectos más sostenibles. Para fabricarlo se necesita de mucho plástico, lo cual demanda la recolección de esta materia prima y así se limpien calles, ríos, playas, etcétera.

Mosaicos decorativos Hisbalit

La empresa Hisbalit creó un revestimiento de vidrio 100 % reciclado muy decorativo que puede ser utilizado en suelos y paredes de baños, piscinas, cocinas y otras estancias de la edificación. Estos mosaicos de vidrio reciclado están constituidos por pigmentos de origen natural, lo cual permite el diseño de diferentes modelos con diversos colores, texturas, acabados y formatos.

Además, en su fabricación, al momento de la cocción, se emplean hornos eléctricos que no requieren de agua y no emiten gases contaminantes. El resultado es un producto con gran durabilidad y resistencia a los cambios bruscos de temperatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *