SOLUCIONES EN CERRAMIENTOS PARA PROYECTOS INDUSTRIALES

  • Por Costos
  • 22/06/2021
  • 0
  • 508 Vistas

En el presente informe, cuatro importantes empresas que ofertan cerramientos para proyectos industriales nos explican, desde sus experiencias particulares, en qué consisten estas soluciones y nos brindan datos importantes sobre los factores que se deben considerar en el diseño y la instalación.

Cuando se va a construir o instalar una edificación industrial, decidir el tipo de cerramiento que se va a emplear debe obedecer a ciertos criterios fundamentales, como qué actividad productiva se va a llevar a cabo en el interior, o si será necesario controlar la temperatura (ya sea, refrigerando la instancia o, por el contrario, calentándola). Esto llevará a preguntarse qué sistema de aislamiento térmico será el más adecuado.

Igualmente, el ruido que va a generar la actividad industrial también es otro punto importante para tomar en cuenta. Por ello, el factor de aislamiento acústico no puede dejarse de lado. Asimismo, la funcionalidad de la edificación también será parte de los criterios a tomar en cuenta, incluso la estética. Por ello, en este informe las empresas Alquimodul, Calaminon y Prelima nos brindan detalles sobre algunos aspectos importantes de los cerramientos para proyectos industriales.

ALQUIMODUL
Álvaro Coll, gerente general de Alquimodul, comenta que, en cerramientos para proyectos industriales, tradicionalmente se viene utilizando paneles de acero tipo planchas TR4 y similares. No obstante, señala que cada vez es más habitual que los clientes opten por soluciones mediante paneles sándwich de poliuretano o lana de roca; pues estos permiten obtener un mayor grado de aislamiento térmico, mejorando así la eficiencia energética de los edificios, aunque también es necesario mencionar que tienen un mejor comportamiento frente al fuego.

En cuanto a las soluciones de cerramientos para proyectos industriales que oferta Alquimodul, su gerente general manifiesta que ofrecen desde revestimientos simples de acero aluminizado prepintado de 0.4 a 0.6 mm de espesor, paneles traslúcidos de policarbonato y otros paneles especiales.

Alquimodul

“Sin embargo, somos especialistas en panel sándwich aislante, los conocidos como termopaneles, termomuros o termotechos, formados por dos láminas de acero aluminizado y prepintado con un material aislante en el interior el cual puede ser espuma de poliuretano PUR o lana de roca de densidad variable”, agrega.

Por otro lado, si se va diseñar un cerramiento para un proyecto industrial, el vocero de Alquimodul indica que los factores que se deben considerar es el uso exacto que va a tener el edificio industrial, así como su tiempo de vida. Esto “para considerar el revestimiento que ofrezca el mejor equilibrio entre la inversión en el propio cerramiento y el ahorro posterior por menores costos energéticos en refrigeración, menores costos de mantenimiento, etcétera”, refiere.

Pero también añade que hay otros requerimientos específicos, como el grado de protección contra la corrosión, los cuales se deben considerar en determinados proyectos.

El factor de aislamiento térmico y acústico es otro punto importante a considerar. Al respecto, Álvaro Coll señala que cuentan con una oficina técnica en la que ingenieros de la empresa estudian las particularidades de cada proyecto para ofrecer el material aislante y el espesor que mas convengan en función del uso concreto de la edificación.

Alquimodul

Asimismo, agrega que, mediante el empleo de un software especializado, elaboran un estudio de cálculo de la demanda térmica en función de las pérdidas generadas por paredes, techos, puertas y ventanas. “De acuerdo a los resultados del estudio se le propone al cliente el tipo de panel, así como el sistema de ventilación o refrigeración más conveniente”, explica.

Recomendaciones
Para el gerente general de Alquimodul es primordial que en este tipo de soluciones se contrate a una empresa que se responsabilice tanto del suministro como del montaje del cerramiento, debido a que es habitual que el cliente contrate diferentes empresas para el suministro y la instalación, lo cual genera, a decir del vocero de Alquimodul, problemas respecto a la garantía.

“Nosotros ofrecemos un servicio completo llave en mano y garantía tanto por cualquier defecto oculto de fabricación como por el correcto montaje de los paneles, la estanqueidad de la envolvente, la decapación, la eliminación de puentes térmicos, etc.”, comenta.

CALAMINON
La arquitecta Martha Pinedo, asesora comercial de Calaminon, manifiesta que la empresa comercializa paneles termoaislantes livianos que permiten lograr diseños estructurales óptimos y económicos, los cuales son aplicados como elementos de cerramiento sobre estructuras de todo tipo de edificaciones, pero con una función principal que es la de aislar térmicamente el interior de la edificación, tanto del frío como el calor, así como la de lograr un acabado arquitectónico estético.

Almacenes centrales Huachipa – Calaminon

“Mediante el uso de materiales como poliestireno expandido (POL), poliuretano (PUR) o poliisocianurato (PIR), los paneles tipo sándwich Calaminon logran el confort térmico que la edificación requiere para las funciones que en ella se desarrollarán”, comenta.

Sobre la oferta técnica para cerramientos y cubiertas de la empresa, la Arq. Pinedo manifiesta que estos paneles termoaislantes son el panel techo TAT-1060, el cual es un panel sándwich compuesto por doble chapa metálica de Aluzinc y núcleo de poliuretano (PUR) o poliisocianurato (PIR) de 25 a 50 mm de espesor; el panel techo TAT-1010 que está compuesto por doble chapa metálica de Aluzinc y núcleo de poliestireno expandido (POL) de 50 a 100 mm de espesor; el panel pared TAP-1160, compuesto por doble chapa metálica de Aluzinc y núcleo de poliuretano (PUR) o poliisocianurato (PIR) de 40 y 50 mm de espesor; y el panel pared TAP-1180, el cual se compone por doble chapa metálica de Aluzinc y núcleo de poliestireno expandido (POL) de 50 a 250 mm de espesor.

Mientras los cerramientos y cubiertas sin aislamiento térmico de la empresa son Calaminon TI, T, CU, AL, DR, GL y CLIP en espesores de 0.35 mm hasta 0.9 mm.

En cuanto a la etapa de diseño de la solución de cerramiento, la especialista de Calaminon señala que primero se debe considerar los factores externos a los que estarán expuestos los cerramientos, como el clima, la cercanía al mar o a emisiones de otras fábricas, etcétera. Luego, se toma en cuenta los factores internos, como el uso de la edificación, las exigencias térmicas y acústicas, entre otros.

En este punto, la Arq. Pinedo subraya que, dependiendo de las exigencias de aislamiento térmico, se sugerirá el uso de núcleos aislantes en variedad de material y espesor, los cuales son el Núcleo de poliestireno expandido (POL) de densidad de 15 a 30 kg/m3 con espesores de 40 mm a 150 mm, y el Núcleo de Poliuretano/Poliisocianurato (PUR/PIR) de densidad 38 a 40 kg/m3 con espesores de 40 mm a 50 mm. Mientras que para el aislamiento acústico se sugiere el panel de núcleo de lana de roca (LDR) de densidad 100kg/m3 con espesores de 50 a 150 mm.

Megacentro Lurín – Calaminon

Finalmente, el último factor a considerar en el diseño de la solución de cerramiento serán las exigencias técnicas y arquitectónicas. “Con estas consideraciones se determinará el tipo de material, de recubrimiento de pintura, forma, espesor, para la posterior instalación de las coberturas”, aclara.

Recomendaciones
La arquitecta Pinedo señala que hay aspectos importantes que se deben tomar en cuenta, como el correcto uso de las herramientas de instalación y de los productos de la empresa siguiendo las instrucciones de los manuales, además del correcto sellado y hermetizado de la cobertura, la correcta elección de los elementos de fijación que estarán en contacto permanente con la cobertura y, por supuesto, los mantenimientos periódicos.

“La asesoría técnica que brinda Calaminon a sus clientes es durante todo el proceso de su obra. Nuestro equipo técnico trabaja coordinadamente con los involucrados revisando el proyecto y los planos específicos de obra, capacitando al personal de instalación y supervisando el avance de la ejecución; el área comercial asesora al cliente ofreciendo el mejor trato y atención oportuna”, asegura.

PRELIMA
El Departamento técnico de Prelima señala que en el Perú se suele utilizar cerramientos convencionales de bloque de concreto, de ladrillo y de chapa metálica, los cuales implican un número elevado de horas de trabajo y de personas para ejecutarlos en obra. Mientras que en menor medida se emplean los cerramientos industrializados tipo muro cortina y paneles prefabricados de concreto, aunque estos –comenta– están empezando a tener mayor protagonismo en el mercado actual.

“En los últimos tiempos estos [cerramientos industriales prefabricados] son sistemas constructivos que empiezan a tener más protagonismo en el mercado industrial, porque así lo está demandando. En estos tiempos de incertidumbre se solicitan soluciones de fachada con menos personal involucrado y más rápidas de ejecutar para evitar contagios de la COVID-19”, refiere.

Cerramiento deportivo Huaca – Prelima

La empresa indica que trabaja con 2 principales tipos de cerramientos industriales. Para el diseño de fachadas de naves industriales y pabellones polideportivos, Prelima utiliza los paneles de cerramiento prefabricados de concreto armado, los cuales pueden ser de acabado liso o de textura con relieves, en varios colores, con el concreto pigmentado y de espesores de 12 cm y 16 cm.

Para cercos perimétricos, la empresa trabaja con muros de 4.80 y 6 metros de altura que tiene la finalidad de vallar las plantas industriales para proteger los bienes y equipos que se encuentren en su interior. Estos son sismorresistentes y están formados por columnas de concreto armado, de sección en H separadas hasta 8.50 m entre sí y paneles de concreto pretensado de 1.20 m de ancho superpuestos unos sobre los otros.

Por otro lado, Prelima sostiene que para diseñar racionalmente una fachada industrial se debe estudiar las necesidades de los clientes con la finalidad de ofrecer una solución “ad hoc”.

Dos de estas necesidades son los aislamientos térmico y acústico. Al respecto, Prelima sostiene que para ello el Departamento técnico hace uso de herramientas de cálculo adecuadas que permiten diseñar el cerramiento en función de lo requerido por el proyecto, y para ello se toma en cuenta los espesores de las fachadas, así como también se puede incorporar aislamientos internos en los paneles.

“De este modo, además de comprobar el aislamiento térmico y acústico indispensable para cada obra, debemos hacer un despiece racional de las fachadas cuidando siempre la estética del edificio, ya que no por ser un edificio industrial no pueda ser una obra bella”, resalta la empresa.

Cerramiento de nave industrial – Prelima

Asimismo, añade que en este estudio también se debe considerar la minimización del coste y el plazo de ejecución, las cuales son ventajas adicionales que ofrecen las soluciones prefabricadas.

Recomendaciones
El Departamento técnico de Prelima enfatiza al señalar la importancia de hacer un buen diseño en oficina para que se pueda fabricar e instalar el cerramiento de la manera más sencilla posible. “Los planos de taller y los planos de instalación deberán ser claros y con la información precisa”, añade.

Asimismo, considera relevante el control de calidad durante la fabricación del cerramiento, el cual debe ser exhaustivo, con la finalidad de que todas las medidas de todos los elementos de la fachada sean los que se indican en los planos del taller.

Igualmente, recomienda que antes de que el personal entre a obra, primero se debe enviar a un topógrafo que compruebe previamente las medidas, ejes y las cotas de nivel en obra. Pero, una vez ya en el lugar de trabajo, indica que primero se deberá hacer un replanteo general antes de instalar los paneles de cerramiento.

Luego, en la maniobra de instalación con la grúa, Prelima insiste en que hay que tener extrema precaución con la seguridad de las personas. “Por ello hay que seguir fielmente el protocolo del prefabricador/instalador”, advierte.

Pero, una vez ya instalado cada elemento, la empresa asegura que es necesario comprobar la posición de estos con el topógrafo para verificar su aplomo y sus correctos niveles, y, por último, se terminan los trabajos de sellado de fachada y remates finales.

“Todo esto es un proceso minucioso que garantiza un trabajo bien ejecutado”, puntualiza Prelima.

TUPEMESA
La empresa Tupemesa sostiene que, dependiendo del tipo de industria, se puede optar por cerramientos con aislamiento de poliuretano o poliisocianurato (PIR), teniendo este último un muy buen comportamiento ante el fuego.

“En Tupemesa contamos con la certificación Factory Mutual (FM) para estos paneles. Además, contamos con soluciones de cerramiento sin aislamiento con geometrías variadas. En cuanto a tipo de pintura o recubrimiento manejamos diversas opciones como SherDur, Plastisol y el estándar de poliéster, en otros”, comenta.

Almacenes Los Cedros de Huachipa – Tupemesa

En cuanto al diseño de la solución de cerramiento para un determinado proyecto industrial, Tupemesa indica que, en primer lugar, se debe tener un exacto conocimiento de la ubicación geográfica del proyecto. “Es distinto tener un proyecto ubicado dentro de la ciudad a uno en una zona industrial o cerca al mar”, explica.

Asimismo, otro punto importante a considerar es, como señala líneas arriba, el tipo de industria que se va a llevar a cabo. Por ejemplo, puede tratarse de un proyecto de almacén de minerales, o un proyecto de almacén de la industria papelera o la pesquera; cada cual tendrá necesidades particulares que irán definiendo las especificaciones sugeridas para elegir la solución más adecuada.

Igualmente, el tema del aislamiento térmico y acústico dependerá de los requerimientos del cliente y las características particulares del proyecto. En cuanto al aislamiento térmico, la empresa recomienda trabajar con aislamientos más eficientes, como el poliuterano o el poliisocianurato, puesto que ambos tienen mayor densidad frente a un poliestireno. Mientras que, para el aislamiento acústico, Tupemesa señala que maneja dos variables, los cuales son el aislamiento y la absorción.

“En el caso del aislamiento (evitar que el ruido salga) podría trabajarse con cualquiera de nuestros paneles tipo sándwich y, si lo que se busca es absorción acústica (que no haya eco en el interior de la nave), lo adecuado es trabajar con un panel con aislamiento de lana de roca y superficie perforada”, subraya la empresa.

Por otro lado, en referencia a los materiales empleados para la instalación de los cerramientos que oferta la empresa, Tupemesa indica que los apoyos que necesita el panel son usualmente correas o costaneras (perfiles abiertos) que forman parte de una estructura metálica.

Adicionalmente a ello, comenta que hay elementos complementarios que son parte del sistema, como los elementos de fijación. En este aspecto, la empresa indica que como mínimo se debería contar con tornillo zincados, aunque lo ideal sería trabajar con unos que tengan recubrimiento adicional tipo ruspert (recubrimiento de cerámica).

Igualmente, añade que los sellos sugeridos son los de neopreno de celda cerrada o butilo y, que otros accesorios empleados en estas soluciones son las canaletas, las cumbreras, esquineros, entre otros.

Recomendaciones
La instalación de estas soluciones debe ser adecuada y debe garantizar la seguridad y satisfacción del cliente. En ese sentido, Tupemesa manifiesta que cuentan con documentos y manuales de instalación de todos sus productos, así como recomendaciones de manipulación, izaje y almacenaje de los mismos. De manera breve, la empresa brinda las siguientes recomendaciones:

“Recomendamos no apilar más de 2 paquetes de paneles. Los cortes deben de realizarse con herramientas adecuadas para evitar bordes desprolijos y la periodicidad del mantenimiento es importante para mantener la vida útil de los paneles”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *